Qué servicios presta un operador logístico

Los operadores logísticos destacan por ser profesionales y/o empresas que se especializan en el diseño, implementación y mantenimiento de una o todas las áreas de la cadena de suministro, incluyendo recepción, procesamiento, embalaje, almacenamiento, inventario, distribución, y/o transporte de diversos productos.

De manera que la principal labor de un operador logístico consiste en proporcionar a otras empresas servicios que les permitan mejorar esos procesos, con el fin de optimizar la eficiencia con relación a tiempos, precios y sencillez.

¿Cuáles son las características que posee un buen operador logístico?

Un operador logístico se caracteriza por contar tanto con conocimiento como con experiencia en torno a las operaciones que desempeña, ya que sus servicios se encuentran avalados a través de una cartera de clientes.

Ya que los clientes logran percibir que los buenos operadores logísticos garantizan que sus mercancías estarán correctamente atendidas, y que la capacidad del operador jamás llegará a agotarse.

De igual manera, un buen operador logístico se distingue por contar con instalaciones en las cuales poder llevar a cabo operaciones tanto de custodia como de valor añadido.

Asimismo, dispone de sistemas de intercambio electrónico de datos a través de los cuales gestionar enormes volúmenes de información y, al mismo tiempo, tener acceso a la logística de grandes empresas, las cuales operan alrededor del mundo.

De igual manera, suelen ofrecer precios competitivos, ya que es común que se especialicen en sectores, lo cual les permite entregar la mayor parte de las mercancías posibles en un mismo punto, lo cual permite establecer costes unitarios reducidos.

¿Cuáles son los servicios que proporcionan los operadores logísticos?

La función principal que poseen los operadores logísticos consiste tanto en mejorar como en simplificar los procesos asociados a la cadena de suministro de una empresa, es decir, se encargan de tratar eficazmente la producción, adquisición, y/o distribución de las mercancías de la compañía para la cual trabajan.

Ahora bien, es apropiado mencionar que con el fin de gestionar correctamente dichos procesos, es fundamental que el operador logístico disponga no solo de los recursos materiales necesarios, sino también los tecnológicos.

En general, se podría decir que los operadores logísticos asumen acciones vinculadas a los procesos enfocados en la recogida, clasificación, almacenamiento, y/o transporte de productos, por externalización de alguna compañía.

Para esto, existen diversas tareas o servicios específicos que ofrecen, entre los cuales se encuentran los siguientes:

1.      Procesar el pedido

 

Este servicio abarca cada una de las tareas asociadas a la recogida, transmisión o envío de los pedidos. Generalmente, usan herramientas de software especializado que ayudan a optimizar la eficacia y reducir las probabilidades de que surjan incidencias.

2.      Asignación de recursos materiales

Otra labor realizada por los operadores logísticos, la cual es esencial dentro de cualquier empresa, consiste en llevar a cabo una asignación de recursos con el fin de garantizar el correcto funcionamiento de la actividad del negocio.

3.      Fase de almacenamiento

Un operador logístico también se dedica a proporcionar los espacios precisos para garantizar el adecuado  almacenaje de los productos de una compañía, al igual que a mantenerlos. No obstante, esta fase implica más que solo salvaguardar las mercancías, ya que también abarca su recepción, conservación, e incluso la administración del inventario.

4.      Fase de embalaje

En este punto selecciona el sistema de protección para los productos y también de qué forma serán enviados. Se trata de una etapa sumamente importante, debido a que el embalaje es determinante para garantizar la adecuada manipulación y el transporte correcto de las mercancías.

Del mismo modo que ocurre con la fase de almacenamiento, a través del servicio ofrecido por los operadores en esta fase, se determina no solamente la naturaleza de los productos y su valor, sino también la humedad y temperatura a la cual pueden someterse, y/o las características que debe tener el medio de transporte usado para su envío.

5.      Transporte de las mercancías

Los operadores logísticos también se encargan de establecer, como mencionamos previamente, las condiciones de transporte necesarias para cada mercancía, es decir, tanto el medio a emplear (camión, barco, tren y/o avión) como los plazos de entrega, al igual que las diversas opciones que contemplen.

6.      Gestión del inventario

 

Se trata de un servicio que se encuentra estrechamente vinculado con el que se enfoca en el procesamiento del pedido, ya que a través del uso de algún software especializado, los operadores tienen la capacidad de llevar a cabo un seguimiento sobre cada expedición, y de esta forma lograr determinar en qué punto de la cadena pudieran llegar a presentarse posibles inconvenientes, y solucionarlo con mayor facilidad.

7.      Devolución

Finalmente, otro servicio proporcionado por un operador logístico consiste en aquel que se encuentra especialmente enfocado en la fase de devolución de los productos, es decir, un servicio especializado en la logística inversa. Esto significa que el operador se encarga de gestionar de modo adecuado las posibles devoluciones de productos que podrían llegar a presentarse.

Dentro de los trabajos llevados a cabo en este punto, se incluyen las tareas centradas en el control tanto del rendimiento como de los precios, al igual que en la gestión del inventario de las mercancías devueltas.

Ventaja de contratar un operador logístico

  • Disminuye el volumen de inventarios en la empresa y se optimiza tanto la precisión como la trazabilidad logística.
  • Aumenta la capacidad de ajuste ante una demanda muy cambiante.
  • Disminuye los costes tanto de almacenamiento como de transporte y distribución.
  • Aumenta la calidad del servicio logístico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*