La Sagrada Familia en Barcelona

Sagrada Familia

Si vas a Barcelona y te preguntan qué es lo que más te ha gustado de la ciudad seguramente tu respuesta sea la Sagrada Familia de Barcelona, ya que es uno de los monumentos más conocidos de toda Barcelona y Cataluña.

Un monumento que podríamos decir que es el máximo exponente de la arquitectura modernista realizada por uno de los más grandes de este país, cómo es Gaudí.

A visitar este fantástico monumento vienen miles y miles de personas a diario y no estamos exagerando para nada con los números.

La Sagrada Familia se empezó a construir en los años 1832 teniendo un estilo al que llamaremos neogótico.

Pero ya fue en 1883 cuando el proyecto fue entregado a Gaudí, ya que no gustaba nada el trabajo que estaba realizando el anterior diseñador. Gaudí cambió totalmente este monumento por completo, diseñando un templo que está compuesto  de unas 18 torres, aunque fue por falta de tiempo solo puedo terminar una de ellas antes de que muriera.Antoni Gaudí

Gaudí falleció en el año 1926 dejando totalmente incompleto y huérfano este monumento en el que estuvo tan metido los últimos años de su vida. Pero Gaudí fue bastante listo y como quería ver su sueño realizado, dejo unos planos junto a la cabecera de su cama.

Y muchos al día de hoy os estaréis preguntando como es que se siguen pagando esas obras, pues muy fácil, gracias al dinero que se saca a partir de donaciones y gracias también al dinero de las entradas.

Gaudí y su estilo religioso

¿Qué podemos destacar sobre este increíble monumento? pues que la Sagrada Familia es un templo con cierto simbolismo religioso, poniendo como ejemplo las torres de las que consta la Sagrada Familia de Gaudí.

Doce de estas torres sean dedicado a embajadores, apóstoles y como no podría ser de ninguna otra forma, una a la virgen María y otra a Jesús. Y algo muy curioso es, que la altura de estas torres fueron diseñadas según el rango jerárquico y religioso de cada uno de ellos.

En dos de sus tres fachadas se puede observar todo este simbolismo religiosos del que estamos hablando. Por ejemplo, con la fachada de la pasión, Gaudí pretendía reflejar el sufrimiento por el que pasó Jesús cuando fue crucificado.Fachada de la pasión

En la fachada de la Gloria se ve representada la muerte de Jesús, el juicio final, la caída a los infiernos y la gloria a los cielos.

Como veis, toda la Sagrada Familia tiene motivos religiosos, que aunque seas una persona creyente o no, esta es una magnífica obra digna de ver.

¿Para cuándo se estima que acabe dicha obra?

Buf, estamos hablando de cientos y cientos de años, puesto que estas obras, ya sean las obras del interior como las del exterior, cuestan muchísimo dinero. Un dinero que no llega con las donaciones y con el precio de la entrada.

Así que amigo lector, tú que me lees, hazte a la idea de que ni tú ni yo la veremos terminada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*