Herencias que acaban en tiendas de antigüedades

antiguedades romanas

Algunos se imaginarán que recibir una herencia solo se trata de maravillas, pero no es así en todos los casos, porque recibir una herencia también supone altos gastos y varios trámites, tanto, que hay algunas herencias que acaban en tiendas compraventa de antigüedades.

Una herencia no depende solo de firmar unos cuantos documentos,  pues después de recibirla se debe rendir cuentas a hacienda y empiezan a cobrar el famoso impuesto de sucesiones y donaciones.

Las cantidades de dinero que son descontadas en forma de impuestos, dependen también del valor de los bienes muebles o inmuebles. Generalmente cuando se debe hacer un registro de los bienes inmuebles, se recomienda no ponerlos por un valor tan alto, de esa manera los impuestos no estarán tan elevados.

Algunas zonas de Europa cobran más caro el impuesto de sucesiones y donaciones, en otras están presentes los beneficios, sin embargo, un mal manejo de las diligencias, puede terminar en la penosa situación de poner al heredero más bien en el papel de vendedor y en vez de conservar sus antigüedades, los lleva a las compraventas para realizar negocios y además saldar cuentas tributarias, esas son las herencias que acaban en tiendas de antigüedades.

Herencias que acaban en tiendas de antigüedades

antiguedades herenciasPara algunos puede resultar más complicado tener que cumplir con todos los trámites legales de una herencia y mejor prefieren ponerlas a la venta, son las herencias que acaban en tiendas de antigüedades.

En el caso de los jóvenes, como algunos no son amantes a la reliquias, más bien optan por vender los objetos antiguos que heredaron  y darse la oportunidad de estrenar, es ahí cuando empiezan a llegar a las compraventas, desde relojes y máquinas de coser, hasta antiguos y valiosos carros y pinturas.

A la venta herencias que acaban en tiendas de antigüedades

Dentro de los casos de herencias que acaban en tiendas de antigüedades, otras personas por su parte no venden las herencias por necesidad económica sino porque desean alejarse un poco de los recuerdos que traen algunas reliquias, un caso actual es el de Marina Picasso, la nieta del reconocido pintor malagueño.

Ella decidió poner a la venta parte de su colección de pinturas, Marina puede ganarse hasta 241 millones de euros si logra conseguir un buen cliente para siete pinturas que dejó su abuelo y que fueron hechas entre los años 1905 y el 1965.

mujer con mandolinaEsta mujer dice que no se sintió a gusto con su infancia y con la forma de ser de su abuelo artista, así que tras unas terapias psicológicas, también se ha ido desprendiendo de objetos que le recuerdan al fallecido Picasso.

Las pinturas que puso a venta Marina fueron Mujer con mandolina, que fue hecha por el artista en 1900, ésta tiene un valor de 50 millones de euros. Maternidad, también entra en las obras para la venta, se realizó en 1921 y tiene un costo de 45  millones de euros.

Dentro de la colección, Marina tiene 400 obras de Picasso, entre las de venta tiene también un retrato que hizo su abuelo para su primera esposa, que cuesta otros 50 millones de euros. Fuera de esta herencia que Marina quiso vender, también está estudiando la posibilidad de negociar una mansión familiar que Picasso obtuvo en 1955

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*