Exposición de la medicina Romana en Girona

medicina romana

Cómo entendían la medicina a la antigüedad? Qué eran las enfermedades más comunes? Cómo las trataban los romanos? Llega a Girona la muestra la Medicina en la época romana, si actualmente usamos productos como soria natural aquí en este exposición hacemos una introducción a la manera de entender la medicina y el tratamiento de las enfermedades época romana.
A través de ocho ámbitos, la Medicina en la época romana nos explica cómo ha evolucionado el concepto de medicina desde el neolítico, cuando los remedios se transmitían oralmente a la familia generación detrás generación, hasta llegar a la sofisticación de la medicina más científica, muy influida por el mundo griego, y a la cual tenían acceso principalmente las clases acomodadas.

Así mismo, sabremos cuáles eran las enfermedades y las epidemias más comunes, qué remedios se aplicaban, como ejercían la profesión los médicos, en qué espacios visitaban (existían las clínicas y los hospitales?), cuáles eran las especialidades médicas y de qué instrumental se disponía.

Para conocer este instrumental médico de época romana, la muestra expone una selección de réplicas y una treintena de piezas originales del fondo del MAC Girona, procedentes la mayoría de la ciudad grecoromana de Empúries, que se exponen por primera vez en el público. Entre este material arqueológico original encontramos instrumentos quirúrgicos como las spathomele con espátula y la auriscalpium por las orejas, sondas que servían para aplicar los remedios sobre las heridas; instrumental para preparar estos remedios y una colección de exvots, tres de los cuales provienen de Calpi (Italia) y que representan aquellas partes del cuerpo que, en su día, los antiguos romanos ofrecieron a alguna divinidad pidiendo su curación o simplemente agradeciéndola.

Que podemos ver en la exposición de Girona?

Los orígenes

Los testigos más antiguos de prácticas médicas los encontramos en la época neolítica, con algunas trepanaciones y diversas practicas terapéuticas. Quizás el ejemplo más claro es el de la momia conocida como Ötzi, el hombre de los hielos, encontrada el 1991 en los Alpes italianos. Pero, las civilizaciones que fueron fundamentales en la evolución de la medicina fueron la civilización egipcia con su conocimiento del cuerpo y los adelantos que hicieron en el campo de la cirugía; los etruscos, especialistas en odontología, y los griegos, que a pesar de considerar la enfermedad un castigo divino, tuvieron también un gran conocimiento de la anatomía del cuerpo.

Los dioses de la salud

Cuatro fueron las divinidades a las cuales los romanos se encomendaban con la enfermedad: Hígia, de origen griego e hija o compañera de Asclepi, a quien ayuda en la curación de las enfermedades y la higiene; Meditrina, personificación de la guarició; Apolo, padre de Esculapio e inventor del arte sanitario según el Olimpo griego, y finalmente, el gran dios de la medicina, Esculapio, que fue discípulo del centauro Quirón, quién lo enseñó el arte de la medicina.

Los exvots: jefas, ojos, orejas, manso, pies, pechos, órganos internos

Al santuario de Esculapio se han encontrado fosas con numerosos exvots. Su fabricación generaba la existencia de talleres y tiendas a las cercanías del templo, en el que era un auténtico mercado donde se reproducía en cerámica, hueso o bronce, cualquier parte del cuerpo que se quisiera curar o del cual se quisiera agradecer la curación.

La medicina científica

medicinaLa medicina científica entró a Roma hacia finales del siglo III aC, y era ejercida por médicos profesionales provenientes del mundo grecooriental. Este será una corriente innovadora que aportará muchas novedades y transformaciones a la cultura romana. Las diversas corrientes teóricas fueron la escuela metódica, la empírica, la dogmática y finalmente la escuela neumática en la que se inspirará Galeno, fundador de una escuela de anatomía y quien establece las bases de la medicina hasta el siglo XIX.Ser médico en la época romana

La mayoría de nombres de médicos que conocemos lo fueron de personas aristocráticas. Todos los emperadores tenían su médico personal, el medicus palatinus o médico de palacio, un cargo remunerado. La salud pública, por otro lado, no fue protegida por el estado durante siglos, pero sí sabemos que en pequeñas ciudades había médicos que atenían la gente más humilde sin recursos. En la ciudad de Roma, los médicos públicos, denominados entonces archiati, no fueron instituidos hasta poco antes del siglo IV dC, y había catorce, uno para cada distrito de la ciudad.

Ambulatorios, clínicas y hospitales

Los espacios de visita de los médicos eran seguramente simples tabernae o tiendas, con fachada a la calle, como las de los otros oficios o artesanos. A Pompeia conocemos ejemplos, como el de la Casa del Cirujano. Los verdadero hospitales, pero, eran los valetudinaria militaris u hospitales militares, con capacidad para admitir algunos centenares de enfermos y donde se practicaba la cirugía, la traumatología y la cura de las heridas de guerra, así como las enfermedades de la tropa cuando acontecían, en época de paz, campamentos estables.

Enfermedades y epidemias

Las representaciones gráficas nos han dejado constancia de la existencia de personas afectadas por la acromegália, el enanismo, la obesidad, los tumores de escroto o incluso la anorexia. Las epidemias en el mundo antiguo estaban asociadas a menudo a desastres naturales o carestías, y constituían un factor de reequilibre entre los recursos productivos y las necesidades alimentarias.

Curas y remedios

Los médicos que visitaban pacientes se denominaban medici clinici, de griego kline -cama-, y traían su caja o maletín con los medicamentos, el instrumental quirúrgico y las mesitas para escribir, donde apuntaba el que hoy sería el informe clínico. En los escritos de medicina de Cielos, Galè, Celi Aurelià, Aretreu de Capadòcia, etc., se indica que, para hacer la diagnosis de las enfermedades, la visita no se tenía que limitar al examen del polos, y había que completarla con otras indagaciones, como la palpación del abdomen, la percusión del vientre, la auscultación del tórax, y el examen de la garganta, de la orina y de los excrementos.Los remedios iban envasados en botes y cajitas que se etiquetaban con pinturas o bien con pequeños papiros escritos, Y habían hasta seiscientas plantes curanderas.

Especialidades Medicas

Las especialidades de los romanos fueran principalmente cuatro: la cirugía, que tiene su origen en la práctica, inicialmente rudimentaria, de curar las heridas de los soldados y de los atletas; la odontología, que ya fue practicada por fenicios, egipcios y griegos, y etruscos; la comadrona o, literalmente, “aquella que está delante”, y la oftalmología que curaba las afecciones oculares como el tracoma (aspritudo) y la conjuntivitis (lippitudo); pero la más muy documentada era la de las cataratas (suffusio), operada con una punzada firme y precisa con una aguja de bronce

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*