La eficacia del ibuprofeno

La eficacia del ibuprofeno

Todos hemos sentido algún dolor en nuestra vida, ya sea debido a una enfermedad o porque tuvimos una caída o accidente. En esos momentos lo que más deseamos es que el dolor desaparezca o disminuya, y para eso existen los analgésicos y los antiinflamatorios, para aliviarnos.

El medicamento para todo

¿Alguna vez te has parado a pensar qué es? En este artículo te haremos una presentación del mismo, te explicaremos cómo actúa y si tiene síntomas secundarios, también te diremos cuándo no debes tomarlo antes de consultar con tu médico.

¿Qué es el ibuprofeno?

El ibuprofeno es un medicamento que sirve como analgésico, antiinflamatorio y antipirético.

Está dentro de la familia de los no esteroideo, pero ¿qué significa eso? Su trabajo es disminuir el dolor, la inflamación y la fiebre.

Esto lo hace mediante la inhibición de las prostaglandinas, toxinas que surgen en respuesta al dolor y a la inflamación. Al formar parte de los AINE (no esteroideo) se hace hincapié en el hecho de que posee pocos efectos secundarios, comparados a los derivados de los corticoides.

¿En qué se usa?

Teniendo en cuenta la explicación anterior y el hecho de que tiene tres funciones importantes (quita el dolor, reduce la inflamación y elimina la fiebre) es muy posible que se use para demasiados tratamientos.

Los más comunes son fiebre alta, dolor de cabeza, todo lo relacionado con los dolores dentales, dolor muscular, dolores menstruales y para controlar el dolor después de una operación quirúrgica, entre otros.

Su uso es recomendable para personas que padecen artritis, artritis reumatoide y dolor de garganta. Un dato curioso es que en Japón es usado como crema para curar el acné, gracias a sus propiedades antiinflamatorias.

Al tener este doble efecto, se la considera la pastilla ideal para los tratamientos contra el dolor y la infamación, es decir, de otra manera se tendría que tomar dos pastillas, una para cada cosa. El ibuprofeno facilita esto y permite tratar los dos problemas de una sola vez.

Dosis recomendadas en los medicamentos

Es importante aclarar que con este remedio, como con muchos otros, es necesario tomar un protector gástrico, dado que la forma en la que funciona podría dañar las paredes del estómago.

El uso excesivo del mismo podría también causar problemas cardiovasculares.

No se recomienda ingerir más de 1200 mg al día, lo normal es que el paciente se tome de 400 a 600 mg. Si se sobre pasa el límite, la mucosa gástrica podría verse afectada. Es por eso que lo ideal sería tomarlo después de cada comida sin olvidar tomar antes un protector para el estómago.

Dosis recomendadas en los medicamentos

Al investigar, uno se da cuenta que existen muchos registros que culpan a este medicamento del aumento de enfermedades del corazón, trastornos trombóticos y presión arterial, entre otros. Y esto pasa por el abuso que se hace del mismo, aumentando su dosis a más de 2400 mg al día, lo cual puede llegar a causar daños irreparables en el paciente.

Tampoco se recomienda a las embarazadas que consuman esta medicina y mucho menos durante el último trimestre, puesto que es posible que cause retrasos y problemas en el bebé, causando complicaciones a la hora del parto.

Y en lo que concierne al período de la lactancia, es importante que consultes con tu médico, aunque no hay información en contra de esto, pero sí es importante que hables con un profesional al respecto.

Las personas que sufran de algún tipo de sangrado, deben consultar también si es bueno o no usar ibuprofeno, dado que esto puede entorpecer el proceso de coagulación.

Efectos secundarios del Ibuprofeno

  1. Trastornos en el sistema nervioso: los cuales son muy frecuentes, lamentablemente y se manifiestan en dolores de cabeza, mareos, vómitos, insomnio, agitación e irritación. De manera menos frecuente se han registrado casos de personas con meningitis aséptica.
  2. Trastornos oculares: es muy raro que esto ocurra, pero a veces los pacientes que ingieren ibuprofeno pueden sufrir alteraciones en su campo visual.
  3. Trastornos del oído: otro trastorno que es muy raro de encontrar, en este caso las personas escuchan ruidos que provienen de fuera, pero realmente son sonidos que surgen en el interior de su oído.
  4. Trastornos respiratorios: es muy poco común, pero algunos pacientes desarrollan asma, dificultad para respirar y otros.
  5. Trastornos psiquiátricos: en muy pocos casos han existido personas que han desarrollado depresión o reacciones psicóticas al consumir el medicamento.
  6. Trastornos de piel: se ha encontrado que es muy común que los que toman ibuprofeno desarrollan erupciones en la piel. De manera menos frecuente se han encontrado personas que sufren de alopecia después de consumir este medicamento.

Así como estos hay varios efectos secundarios y elementos que se deben tomar en cuenta antes de tomarlo. No debes automedicarte, siempre pregunta a tu médico qué puedes consumir y qué no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*