¿A qué velocidad media viaja el caracol?

En el reino animal hay géneros que se conocen por la enorme lentitud de sus movimientos. El caracol es uno de ellos, un molusco gasterópodo, vocablo de origen griego que significa estómago-pie, dotado de una cubierta en forma de espiral.

Curiosidades del caracol

Su boca con rádula está llena de dientes que emplea para rascar vegetales y rocas. Es un animal nocturno que demanda un escenario climático específico para lograr desarrollar su vida y asegurar su supervivencia. Posee órganos reproductivos tanto de hembra, como de macho, es decir, son hermafroditas.

Se desplaza lentamente e hiberna en los períodos más fríos del año, también, puede hacerlo en verano por la grasa acumulada en su cuerpo que le permite protegerse de las altas temperaturas, encerrándose en su concha y buscando un lugar adecuado como plantas tupidas, áreas sombreadas o huecos bajo las piedras.

Durante este periodo de tiempo que dura 40 días llamada estivación, se mantendrá en letargo, ralentizará su metabolismo y se nutrirá de sus reservas hasta que despierte nuevamente. El promedio de vida depende de su hábitat y la especie puede durar cinco, como veinticinco años de edad, todo depende de la mano del hombre y la contaminación.

Su concha dorsal aumenta con el paso del tiempo y está compuesta por minerales, especialmente calcio y de una proteína llamada conquiolina, teniendo la propiedad de regenerarse.

Otra característica son las espirales que la adornan y es que cada concha posee un número de hélices diferentes que ayuda a reconocer las especies. En algunas, son matizadas y con marcas, por ejemplo el Eobania vermiculata que muestra de cinco a seis vueltas en su concha, mientras que el Helix Aspersa posee de cuatro a cinco espirales.

El caracol es muy fuerte, pudiendo llegar a levantar 10 veces su peso de forma vertical.

Tipos de caracoles

Terrestre

Este tipo de caracol tiene conchas, pesa aproximadamente 900 gramos y mide 38 centímetros de largo, cual segrega un moco que le permite avanzar. Su pie es elástico y la parte palpable le permite moverse de manera continua y compleja.

Lento pero seguro, le verás en cualquier sitio hasta desafiando las leyes de la gravedad.

El gigante africano

Crece unos 20 cm de longitud y come más de 500 plantas distintas.

El marino

Este caracol vive en agua salada y representa más del 50% de las 100 mil especies existentes e incluye conchas, mejillones y babosas entre otros. Por último está el de agua dulce.

¿Te has preguntado alguna vez, cómo y cuánto corre un caracol?

La velocidad es un parámetro medido en km/h o en m/s como resultado de la fracción entre un espacio recorrido y el tiempo usado en hacerlo. En los animales se denomina locomoción o desplazamiento autónomo y es algo que obedece al espacio físico (acuático, aéreo y terrestre) y las condiciones fisiológicas de los aparatos locomotores.

No todas las variedades son igualmente lentas, los caracoles se mueven a una velocidad que oscila entre los 2,5 y los 14 milímetros por segundo, producto de complicados movimientos musculares que comienzan en su parte trasera y van hasta la cabeza.

Para que te hagas una idea, el traslado es mil veces menor que el obtenido por un individuo caminando. Al compararse también con otros animales, está confirmado que sí son lentos.

El caracol común o burgajo marcha con el estómago al que estira y contrae sobre el suelo, dejando tras de sí una baba que actúa como mecanismo de succión para él. Estudios científicos señalan que al producirla emplea el 40% de su energía.

No le agrada la luz solar y tiene buen sentido del olfato, pero no puede oír. Se alimenta de frutas, verduras o plantas y como dato curioso muere si consume azúcar o sal, ya que no puede procesar estos dos alimentos.

Aunque debe cargar con su caparazón, tiene fama de lento y se le considera como una de las criaturas más calmada de la Tierra, aunque es el más rápido de las especies de caracoles, ya que viaja a una velocidad relativa de un metro por hora y se mueve a un ritmo constante de 55 metros por hora o 13,88 milímetros por segundo (según investigadores británicos).

Cuando tiene hambre busca su comida incansablemente, deslizándose a nueve metros por hora, algo imposible de repetir cuando se encuentra satisfecho. De regreso a su ambiente, en la misma distancia se desplaza sólo a tres metros por hora.

Los estudiosos observaron que este molusco es muy hábil e inofensivo, consiguiendo recorrer trayectos de hasta 25 metros en 24 horas, aunque también comprobaron que por donde pasa esparce un parásito, el Angiostrongylus vasorum, letal para los perros y una peligrosa peste para los huertos.

A pesar de esta amenaza, los caracoles son delicados e inofensivos y no tienen armas para defenderse del acecho de depredadores, únicamente, la concha para esconderse. A diario son perseguidos por gusanos, ácaros, luciérnagas, escarabajos, anfibios, reptiles, mamíferos, aves e insectos, que se valen de su cuerpo y sangre para nutrirse con el calcio que producen.

Los humanos cuando aplican veneno o sustancias tóxicas sin control en los jardines o campos de cultivo, igualmente afectan a su reproducción, crecimiento y evolución.

El cambio climático que perjudica a la Tierra también lo hace con los seres vivos que la pueblan. Los caracoles se valen de la temperatura y humedad para asegurar su existencia. La desertización es negativa y con ella la búsqueda de su alimento es imposible.
Una especie muy útil…

Los gasterópodos realizan diversas funciones en el ecosistema, los hay recolectores, herbívoros, carnívoros y cazadores. Además sus conchas son útiles en la fabricación de botones, instrumentos musicales y artesanía.

El nácar es aprovechado por la industria farmacéutica para elaborar pomadas y en la construcción por la cal. En el ambiente marino, las corazas vacías protegen a los cangrejos ermitaños y facilitan a otras especies que se fijen en ellas, por ejemplo las ostras.

También sirve de alimento ya que el caracol rosado (Strombus gigas) es comestible.
El caracol forma parte de la gran diversidad biológica y contribuye a fertilizar los suelos.

Como dato curioso podemos destacar que debido a su estructura y forma de moverse se sitúa entre los tres animales más lentos del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*